La tendinitis de Aquiles es una condición caracterizada por dolor en la parte baja de la pierna hacia el talón. Esta localización se debe a que el tendón de Aquiles conecta el talón a los músculos de la pantorrilla.

¿Qué es la tendinitis de Aquiles?

Es una inflamación a nivel del tendón de Aquiles, localizado como unión de los músculos de la pantorrilla al talón. Esta inflamación es la traducción del cuerpo a decir que hay una lesión, mientras intenta repararla.

¿Cuántos tipos de tendinitis de Aquiles existen?

Son dos tipos: insercional y no insercional, dependiendo de su localización. También pueden ser clasificados como agudos y crónicos.

¿Cuál es la tendinitis no insercional de Aquiles?

Es cuando el tendón ha sufrido alguna lesión en su porción media. Usualmente afecta a pacientes jóvenes y más activos.

¿Cuál es la tendinitis insercional de Aquiles?

Es similar a la anterior, con la diferencia de su localización. Ésta se ubica en la porción que une el tendón al hueso calcáneo (talón). Además, pueden ocurrir a cualquier edad sin importar el nivel de actividad.

¿Qué causa una tendinitis de Aquiles?

Existen varias causas que pueden predisponer a tener esta enfermedad.

  • Esfuerzos repetitivos.
  • Rigidez en los músculos de la pantorrilla.
  • Incremento súbito en la carga de ejercicio.

¿Cuáles son los síntomas o cómo se manifiesta?

  • Dolor en la parte posterior del talón a nivel del tendón, que aumenta con la actividad
  • Rigidez y dolor de esta zona por las mañanas
  • Engrosamiento del tendón
  • Inflamación en esta zona que está presente en cualquier momento del día, pero aumenta con la actividad
  • Dolor extremo después de hacer ejercicio (común que inicie un día después)

¿Qué puede ocasionar que empeore el dolor?

Como resultado, el dolor que se presenta en esta condición es común que empeore al saltar, caminar o correr. Aunque la evolución ha hecho que el tendón de Aquiles soporte muchos esfuerzos, puede estar predispuesto a su inflamación.

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

En primer lugar, es importante acudir con el especialista. El automedicarse puede resultar en un tratamiento inadecuado y hacer esta lesión crónica. Además especialista te valorará clínicamente y en determinados casos puede llegar a solicitar un Ultrasonido musculoesquelético del tendón de Aquiles. Finalmente la suma de hallazgos clínicos y el ultrasonido confirmará el diagnóstico

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento inicial será reposo de la actividad deportiva, cuando es la causante. La elevación de la pierna, así como aplicación de frío local ayudará a desinflamar el tendón. El uso de antiinflamatorios locales o sistémicos ayudarán a disminuir la inflamación. Además, se puede indicar un programa de ejercicios excéntricos para el tendón de Aquiles. El regreso a la actividad deportiva depende de la evolución con estos ejercicios y la respuesta al tratamiento. Reintegrarse a la actividad deportiva deberá ser de manera gradual.

Conclusión

En conclusión la tendinitis de Aquiles es una enfermedad común, más frecuente en deportistas. Es necesario acudir con el especialista para descartar otro tipo de lesiones de mayor gravedad. Además, solo el especialista es quien podrá indicarte el tratamiento adecuado para poder reintegrarte a la actividad deportiva de manera gradual, una vez concluido el tratamiento. El automedicarse puede generar una falsa percepción de alivio y generar lesiones crónicas. Finalmente, el tratamiento no solo consistirá en antiinflamatorios, sino requiere individualizar cada caso.

4/5 (2 Reviews)

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">html</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Abrir chat
Citas