La práctica deportiva en verano tiene una serie de condicionantes importantes relacionados con la temperatura, a tener en cuenta para prevenir posibles trastornos asociados al calor, que pueden llegar a ser muy graves, como el golpe de calor. Así pues, será necesario tener presentes las siguientes prevenciones:

Hidratar nos a menudo

Cada 15′-20 ‘máximo, con agua, y alternando también con bebida isotónica glucídica (con unos 50gr/l de hidratos de carbono), principalmente cuando alargamos la práctica deportiva a más de una hora. Debemos ser conscientes de que tener sed es sinónimo de una pérdida del 1% del peso corporal, y por tanto, de un 10% de las capacidades físicas.

La ropa debe ser ligera

Y con tejido que deje transpirar, es decir, que permita evaporar el sudor.

Evitar horas de calor intenso

Y por tanto, es recomendable hacer deporte a primeras horas de la mañana, o bien por la tarde-noche. Si vamos a correr debemos intentar buscar lugares con sombra (parques, bosques…).

El calentamiento

Debe ser más corto que en invierno, pues la musculatura se calienta más rápidamente.

Es importante utilizar gorra para protegernos de los rayos solares

Y favorecer la transpiración por la cabeza. Totalmente obligatorio en niños, ya que si no se protegen la cabeza, pueden entrar en golpe de calor muy fácilmente.

Si la humedad es alta

El sudor no se evapora rápidamente y tiende a aumentar la temperatura interna corporal. Por lo tanto, es muy recomendable mojarse la cabeza, humidificar la ropa o cualquier otra forma de enfriarse.

Debemos utilizar crema solar

Para proteger la piel, así como gafas para proteger los ojos de los rayos solares.

0/5 (0 Reviews)

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">html</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Abrir chat
Citas