pie diabetico

El pie diabetico es una alteración clínica a nivel de afectación de los nervios, inducida por la existencia elevada de azúcar en sangre, en la que con o sin coexistencia de falta de riego sanguíneo, y previo desencadenante traumático, se produce lesión y/o ulceración del pie.

La diabetes es una enfermedad de carácter crónico que afecta a un 4% de la población española. Produce un aumento importante de los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre.

El riesgo de padecer esta lesión aumenta conforme avanza la diabetes, llegando a presentar una incidencia de amputaciones por este motivo en torno a 4 por 1.000 pacientes y año. El 15% de los pacientes con diabetes desarrollaran una úlcera a lo largo de su vida.

Causas del Pie Diabetico

Podríamos resumir las causas del pie diabetico en dos:

  • Falta de Riego Sanguíneo: Disminución de riego y nutrientes en sangre.
    • Debido a la falta de sensibilidad en el pie, no percibe las lesiones ocasionadas. Aparecen deformidades, roces, cambios en los apoyos del pie.
  • Afección Nerviosa: Ausencia de dolor
    • Debido al elevado nivel de glucosa en sangre, los vasos sanguíneos se van estrechando, lo que disminuye el oxígeno y nutrientes en sangre. Todo esto concluye en que las lesiones tardan más en curarse.

Que pueden generar estas situaciones

Infecciones graves debido a las bajas defensas del diabetico. La infección no es la causa pero si el acelerador de las lesiones del pie diabetico.

Cómo evitar el Pie Diabetico

  • Haga seguimiento diario del nivel de glucosa en sangre
  • Revise diariamente de sus pies
  • Hidrátese con cremas o aceite de Aloe Vera, después de la ducha
  • Lime las uñas, no cortárselas con tijeras o cortaúñas.
  • Revise los zapatos diariamente ante posibles desperfectos que traigan consigo rozaduras
  • No se limpie con agua muy caliente
  • Evite sandalias, chanclas, zapatos de tacón, o puntiagudos
  • No ande descalzo
  • Cámbiese todos los días de calcetines o medias
  • Vacúnese del tétanos
  • Camine diariamente 30 minutos
  • Visite al podólogo para que le lime sus durezas o callosidades.
  • Estrene zapatos nuevos con cautela, en períodos cortos.
  • Utilice calzado ortopedico
0/5 (0 Reviews)

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">html</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Abrir chat
Citas