Cadera

Especialista en cadera

La articulación de la cadera o, también conocida como, coxofemoral está formada por la parte superior del fémur, así como por el acetábulo que es una cavidad formada de la unión de tres huesos (iliaco, isquion y pubis).

Otra manera de representar esta articulación es imaginar una esfera (cabeza femoral) que se articula con una superficie cóncava (acetábulo). Además, esta configuración articular le permite ser una articulación con un amplio rango de movilidad.

Existe flexión, extensión, abducción (llevar la pierna hacia fuera o lejos del cuerpo), aducción (llevar la pierna hacia adentro o acercarla al cuerpo), así como también rotación interna, rotación externa y combinaciones.

Acetábulo o superficie cóncava

La cavidad acetabular se profundiza por una estructura fibrocartilaginosa llamada labrum, por lo tanto da una parte de estabilidad a esta articulación.

Cartílago articular

El cartílago articular es el recubrimiento en los extremos de los huesos que forman las articulaciones. Éste se encuentra de una forma lisa y cuya función es de protección además de disminuir el contacto entre los huesos. Específicamente el cartílago en la cabeza femoral es más grueso en el polo superior, porque esta zona es dónde hay mayor carga.

Cápsula articular

La cápsula articular está formada por tres ligamentos: Iliofemoral, iliopúbico e isquiopúbico, que como resultado también dan estabilidad a la articulación.

Prominencias óseas importantes

El trocánter mayor es una prominencia o saliente ósea que se encuentra como continuación al cuello femoral y es la inserción de varios grupos musculares incluyendo sobre todo a los glúteos. También el trocánter menor es otra prominencia ósea de menor tamaño donde se inserta el músculo iliopsoas, el cuál permite la flexión de la cadera.

No confundir la cadera con espalda baja o cintura

Finalmente es importante indicar que la cadera no es lo mismo que la cintura o que la espalda baja, los cuales son dos áreas anatómicas comúnmente confundidas con la cadera. Dos puntos anatómicos de referencia para ubicar esta articulación son la ingle, y el otro es el trocánter mayor. Este último puede ser ubicado trazando una línea horizontal desde la ingle hasta el borde lateral de la pierna, donde sentiremos una prominencia ósea, la cual es el trocánter mayor.

En conclusión, la cadera además de ser una articulación muy móvil es muy estable, a diferencia del hombro. Diversas situaciones pueden condicionar una lesión, fractura o degeneración en ésta. Como resultado de las grandes demandas a las que está sometida, puede existir una degeneración articular con el paso del tiempo.

Por lo tanto, cualquier lesión o dolor ubicado en esta articulación, es recomendable acudir ya sea con tu Ortopedista, sobre todo alguien especialista en Cadera.

0/5 (0 Reviews)
Abrir chat
Citas